Víctimas desaparecidas

Desapariciones forzadas. Red CLAMOR: aumentar esfuerzos para proteger a la población

En el Día Internacional de las víctimas de las desapariciones forzadas, la Red CLAMOR (Red Eclesial Latinoamericana y Caribeña de Migración, Desplazamiento, Refugio y Trata de Personas) emite un comunicado en el que denuncian que en el continente americano las desapariciones “no son cosa del pasado”. “No se logró verdad y justicia para los casos del pasado y, día con día, aumenta el número de nuevos casos”, escriben, y exhortan a los Estados a aumentar los esfuerzos para proteger a la población.

Las desapariciones forzadas no son cosa del pasado en el continente americano. Lo denuncia la Red CLAMOR ( Red Eclesial Latinoamericana y Caribeña de Migración, Desplazamiento, Refugio y Trata de Personas) en el comunicado hecho público con motivo del Día Internacional de las Víctimas de las desapariciones forzadas. Las víctimas – escriben – somos todos que sufrimos con los amigos y familiares el dolor de la ausencia, de la incertidumbre de estar vivo o no el ente querido, la indiferencia e impunidad:

“Son miles de madres, padres, hermanos, hermanas, hijos e hijas que esperan que un día su ser querido entre por la puerta de su casa y le diga ‘Aquí estoy. Estoy bien y les extrañé mucho’”

Así, en el mensaje firmado por el presidente de la Red CLAMOR, Monseñor Gustavo Rodríguez, Arzobispo de Yucatán, se llama la atención sobre las desapariciones de miles de personas migrantes en el continente:

“Son muchas las rutas y diversas las formas de emigración irregular, pero todas llenas de riesgos y entre ellos, la desaparición y muerte. De forma especial recordamos todas las personas migrantes desaparecidas en México. Muchas fueron victimas de masacres, otras, quizás, están entre los restos no identificados y, muchas, muchas más son las de quien no se tiene ninguna pista.”

Investigar, juzgar y condenar

Además de expresar su solidaridad a las víctimas realizan una seria de llamamientos: a los gobernantes de todos los países piden que recuerden a sus fuerzas armadas militares y todo tipo de instituciones de seguridad pública que su deber es servir y garantizar seguridad no perseguir, arrestar, desaparecer y matar civiles. Igualmente, – añaden – les demandamos investigar, juzgar y condenar a los militares y miembros de instituciones de seguridad publica que hayan cometido o estén involucrados con desapariciones forzadas y presenten estrategias para evitar la repetición de esos hechos.

Verdad, justicia y reparación

A las instituciones de gobierno correspondientes en los países de origen, transito y destino, recuerdan que es un derecho de las víctimas la verdad, justicia y reparación y las mismas están obligadas a hacer todo el esfuerzo y conseguir los medios para que se cumpla ese derecho a todas las víctimas sin distinción.

A las oficinas del Alto Comisionado de Derechos Humanos y las Ombusdperson de los diferentes países solicitan que sean cercanas a las víctimas y las apoyen, con los recursos de las leyes y convenciones internacionales, para que luchen y accedan a sus derechos. Mientras que, a todas las personas cristianas, ciudadanas de buena voluntad y sensibles al sufrimiento de los demás, piden seguir siendo cercanas a las personas que sufren por un ente querido desaparecido y nos unamos a su lucha por la verdad y justicia.

“Que estas personas sientan que no están solas y cuenten con nuestra solidaridad y fraternidad.”

Fuente: Vatican News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *