San Juan: Monitorea el agua

Esta semana se llevó a cabo la toma de una amplia cantidad de muestras en el departamento Calingasta.

Desarrollo continuo de monitoreo de agua en la provincia

La Dirección de Fiscalización y Control Minero y el CIPCAMI, ambos dependientes de la Secretaría de Gestión Ambiental y Control Minero, continúan con el monitoreo permanente de los cursos de agua de la provincia, a través de tomas de muestras de agua en forma periódica y rotativas en puntos clave predeterminados, para ser posteriormente analizadas en el laboratorio provincial.

Esta tarea se desarrolla en base a la política de Fiscalización y Control de la actividad minera local, expresamente sostenida por el Gobierno de San Juan a través del Ministerio de Minería y sus áreas constitutivas. Anteriormente, una comisión llevó a cabo tareas de control en 9 puntos del departamento Calingasta.

 

En una primera jornada los técnicos del ministerio procedieron a la toma de muestras de dos cursos de agua subterránea dentro del Proyecto Casposo. En forma conjunta con personal de Medio Ambiente de la empresa minera, este monitoreo simultáneo actúa como procedimiento de contraprueba de las mediciones realizadas por el Ministerio.

A pesar de encontrarse la mina fuera de operación, los monitoreos de agua en su interior e inmediaciones se sostienen en forma continua por parte de la autoridad minera provincial para garantizar la calidad de agua de los cursos colindantes.

De igual modo se procedió sobre el curso del Río Castaño, en Puntos de Monitoreo Provincial que forman parte del Plan Integral con el que cuenta la Provincia para el mantenimiento de la Línea Base de los cursos de agua sanjuaninos.

 

 

La actividad de los técnicos permite corroborar en el lugar de la toma de muestras de algunas de las características físico-químicas del agua: nivel de PH, oxígeno disuelto, conductividad, temperatura y turbidez.

También se tomaron muestras para posteriores análisis de aniones, que permiten medir sulfatos y cloruros; y metales pesados. Ambos análisis se realizan en los laboratorios del CIPCAMI.

La segunda jornada de monitoreo permitió la toma de muestras en La Junta, (punto donde se unen los Ríos Los Patos y Blanco) sobre el Río Calingasta, y sobre el Río San Juan a la altura de Pachaco.

El trabajo de Policía Minera y CIPCAMI se realiza bajo estrictas normas técnicas en base a protocolos preestablecidos que preservan las muestras obtenidas a efectos de poder realizar una estricta corroboración de los parámetros reales del recurso hídrico provincial, garantizando de este modo el control permanente de su sanidad, para certificar que la actividad minera en la Provincia no afecte en ningún aspecto la calidad del agua.

Todas las muestras obtenidas fueron posteriormente dirigidas a la sede del CIPCAMI en donde expertos calificados procederán a su análisis y comparación con los parámetros históricos de dichos causes para detectar cualquier tipo de anomalía o bien corroborar la salubridad del agua en los afluentes del Río San Juan.

 

Este trabajo continuo y permanente se sostiene en todo el territorio provincial, visitando oportunamente los departamentos restantes para la obtención de muestras tanto en las nacientes de los ríos como en el recorrido de sus cauces.

De este modo el Gobierno de San Juan, a través de la Secretaría de Gestión Ambiental y Control Minero del Ministerio de Minería de San Juan, resguarda la calidad de este recurso primordial para los sanjuaninos, en todo su territorio, al tiempo que permite hacer una fiscalización y seguimiento que posibilita analizar el comportamiento natural de los ríos, y actuar en forma inmediata ante cualquier causa de alteración que pudiera manifestarse a partir de la actividad humana en la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.