La presidenta del Senado pide certeza a la Corte

ACCION DECLARATIVA DE CERTEZA.

Excma. Corte Suprema de
Justicia de la Nación.
S__________/__________/

Cristina Fernández de Kirchner, DNI N° XX.XXX.XXX, en mi carácter de Presidenta del H. Senado de la Nación, con el patrocinio letrado de los Dres. Graciana Peñafort (CPACF T 101 F 591), con domicilio electrónico XXXXXXXXXX-X y Esteban Lopardo (CPACF T 67 F 30) con domicilio electrónico XX-XXXXXXXX-X y constituyendo junto con ellos domicilio en Hipólito Yrigoyen 1710, Piso 3ro, Of. 310, de la Ciudad Autónoma de Bs. As se presenta ante V.E y respetuosamente decimos:
I.- OBJETO.
Que vengo a promover en los términos del artículo 322 del Cod. Proc. Civ. Y Com., la presente acción declarativa de certeza contra el Estado Nacional a los fines que, en el marco excepcionalísimo del actual estado de emergencia desencadenado por la Pandemia originada por la enfermedad causada por el COVID- despeje el estado de incertidumbre respecto a la validez legal de sesionar mediante medios virtuales o remotos, en aplicación del artículo 30 del Reglamento del al H. Cámara de Senadores de la Nación en cuanto este establece que “Los senadores constituyen Cámara en la sala de sus sesiones y para los objetos de su mandato, salvo en casos de gravedad institucional.”
En otras palabras ¿Es constitucionalmente posible que tal como lo establece el art. 30 del Reglamento de la H la Cámara de Senadores sesione mediante medios digitales debido a la situación de gravedad institucional generada objetivamente por el COVID19?
En tal sentido debo señalar que no escapa al criterio de esta Presidencia que la Constitución ha fulminado de nulidad absoluta e insanable la posibilidad del dictado de Decretos de Necesidad y Urgencia en materias específicas, tales como la materia penal y tributaria.
Y tampoco podrá escapar a vuestro criterio la acuciante necesidad de legislar en materia tributaria por las consecuencias económicas que esta pandemia tiene sobre el mundo en general y sobre la Argentina en particular. Es que la situación de crisis económica y social que se desató hace un par de años en nuestro país no ha parado de profundizarse y la pandemia la agravará a límites aún desconocidos.
En estas circunstancias, la necesidad de sesionar por parte del Congreso de la Nación es, a todas luces, impostergable.
Sin embargo, y pese a estar convencida de que en el marco de excepcionalidad descripto la sesión remota a través de medios electrónicos, en donde se garantice la identificación y la voluntad de los legisladores y legisladoras, como así también el número establecido por el régimen de mayorías y minorías, es absolutamente válida, no puedo soslayar la historia reciente de la Argentina en cuanto a la existencia de maniobras de todo tipo -incluidas las judiciales- tendientes a impedir la aplicación de leyes que afecten intereses de grupos económicos.
Así las “medidas cautelares” y declaraciones de “inconstitucionalidad” han estado a la orden del día, inclusive referidas a leyes sancionadas por este Congreso con mayorías ampliadas y calificadas por su diversidad.
Sin ir más lejos, acompaño con esta presentación la nota publicada el día de la fecha en el portal de noticias del diario Clarín, con el sugestivo título: “Cristina
Kirchner quiere habilitar las sesiones virtuales para votar el “impuesto a los ricos” y se abre la pelea por la validez legal de las sesiones”.

Fuente: Prensa Senado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.