Exactas de UBA, descubrieron el veneno

Piedra libre al carfentanilo

La combinación de equipos de alta tecnología y la capacidad experiencia de los recursos humanos hicieron posible que en Exactas se logre identificar la sustancia con que se alteró la cocaína que causó la muerte de 24 personas y la internación de decenas en diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires.

Días después de la tragedia que supuso el consumo de cocaína combinada con una sustancia fulminante por parte de una cantidad todavía no determinada de personas y que causó la muerte de 24 de ellas, el Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Buenos Aires se contactó con la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA buscando identificar la causa de tal daño. En dos días de trabajo, a partir del uso de un equipo de prestaciones únicas en el país, el equipo encabezado por el químico Gerardo Burton dio con la fórmula precisa: la sustancia “de corte” era carfentanilo, un opioide sintético de altísimo poder que no se fabrica, no se importa ni se utiliza en nuestro país.

Las autoridades de la Provincia se contactaron días atrás con Burton, quien es el director de la Unidad de Microanálisis y Métodos Físicos Aplicados a la Química Orgánica UBA CONICET (UMYMFOR) que funciona en el Pabellón 2 de la Facultad. Allí se entregó la muestra el martes pasado, 8 de febrero, en horas de la tarde. Inmediatamente, Burton definió un camino particular para la muestra. No iba a analizarla completa. “Disponíamos de una pequeña cantidad de muestra y decidimos fraccionar la parte soluble en cloroformo, y ahí dejamos de lado la mayor parte del clorhidrato de cocaína. De esa forma obtuvimos una muestra que incluía mayoritariamente las moléculas insolubles en cloroformo, donde sospechábamos que podíamos encontrar lo que se buscaba”, explica Burton.

Gerardo Burton. Foto: Archivo Exactas Comunicación.

A partir de una muestra con menos componentes, más concentrada, los especialistas del UMYMFOR  la “miraron” a través de un equipo de altísima resolución con que cuenta la Unidad.  Se trata de un espectrómetro de masa Bruker microOTOF-Q (foto principal), que tiene como característica particular que identifica la masa exacta de la molécula que analiza. Este tipo de equipo no requiere de una “galería” con la cuál contrastar y comparar posibles moléculas. Burton indica que “aplicando estas técnicas no necesitamos una base de datos para comparar, porque es un equipo de muy alta resolución que ofrece directamente como respuesta las fórmulas moleculares más probables de lo que se está analizando”.

Una vez que el espectrómetro ofreció los primeros resultados, los investigadores lo usaron para romper la molécula en cuestión y caracterizar cada una de los fragmentos típicos de la estructura y de esa manera confirmar la estructura de la molécula. “Dio todo perfecto para carfentanilo y ayer, después del mediodía, lo informé a las autoridades, que se sorprendieron por resultar una sustancia inesperada”, sostiene el director del UMYMFOR y Profesor Titular Plenario del Departamento de Química Orgánica.

El UMYMFOR es un centro que presta servicios técnico-instrumentales, de desarrollo y asesoramiento a la industria química del país y del extranjero, en lo que fue una de las primeras experiencias en Argentina, de colaboración entre un centro académico y el sector productivo. Los recursos generados permiten hoy en día el mantenimiento del instrumental de alta complejidad con que cuenta la Unidad, al que pueden acceder investigadores de todo el país y de países limítrofes.

Exactas UBA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.