Un 68.7 % de los municipios de El Salvador no reporta asesinatos en los primeros dos meses de 2021 como resultado del Plan Control Territorial impulsado por el Gobierno del Presidente Nayib Bukele.

El índice de criminalidad evidencia una reducción sostenida de los homicidios y otros delitos de alto impacto gracias a las acciones implementadas como parte de la estrategia de seguridad desde el 20 de junio de 2019.

De acuerdo con las estadísticas de la Policía Nacional Civil (PNC), entre el 1 de enero y el 22 de febrero se contabilizan 180 jurisdicciones donde no se han ejecutado asesinatos.

Las localidades sin muertes violentas están situadas en los 14 departamentos del país. Incluso en los sectores olvidados por los pasados gobiernos, en los cuales se tenía un alto índice de criminalidad por la falta de acciones para luchar contra los grupos delincuenciales que le robaban la paz y la tranquilidad a la población salvadoreña.

El Plan Control Territorial llegó y se mantiene en los territorios de forma articulada con otras instituciones del Gobierno que buscan reconstruir el tejido social dañado por décadas de abandono de las anteriores administraciones gubernamentales.

A pesar del bloqueo de los fondos por parte de los diputados de oposición en la Asamblea Legislativa para desarrollar todas las fases del Plan Control Territorial, se ha logrado una verdadera recuperación de los espacios controlados por grupos criminales, que tanto dolor y luto han dejado a los salvadoreños.

Los logros obtenidos por la estrategia de seguridad son el resultado del trabajo realizado por los soldados de la Fuerza Armada de El Salvador, la operatividad de la Policía, y la aplicación del orden y disciplina en los Centros Penales, así como el bloqueo de la comunicación desde su interior.