El Papa: urge amplia alianza educativa para superar fragmentaciones

1582198045303.JPG

El Papa: urge amplia alianza educativa para superar fragmentaciones

Francisco recibió en la Sala Clementina a los participantes en la Asamblea Plenaria de la Congregación para la Educación Católica. Recordando la Jornada del 14 de mayo para un Pacto Educativo Global, el Pontífice afirmó que el pacto educativo no debe ser un simple ordenamiento, debe ser revolucionario.

Ciudad del Vaticano

La educación es un “movimiento” que lleva a la luz a las personas y necesita hoy como nunca una amplia “alianza educativa” para construir una humanidad más fraterna: lo recordó el Papa Francisco a los participantes en la Asamblea Plenaria de la Congregación para la Educación Católica, recibidos en audiencia este mediodía en la Sala Clementina. Una asamblea que ha sido ocasión para releer el denso trabajo desarrollado en el trienio pasado y delinear los compromisos futuros, con corazón abierto y esperanza.

La educación es movimiento

«El campo de competencia del Dicasterio los empeña a entrar en el fascinante mundo de la educación que no es nunca una acción repetitiva, sino el arte del crecimiento, de la maduración” dijo el Papa iniciando su discurso. Y a continuación definió  la educación como una “realidad dinámica”, un “movimiento” del cual delineó cuatro características: La primera, es la de ser un movimiento ecológico:

“La educación que tiene en el centro la persona en su realidad integral tiene el objetivo de llevarla a la consciencia de sí misma, de la casa común”, y sobre todo “al descubrimiento de la fraternidad, como relación que produce la composición multicultural de la humanidad, fuente de recíproco enriquecimiento”.

Movimiento educativo que – como está escrito en la Laudato Sí –  contribuye a la recuperación de «los diferentes niveles de equilibrio ecológico: el interior con uno mismo, el solidario con los demás, el natural con todos los seres vivos, el espiritual con Dios». Esto requiere, por supuesto, educadores «capaces de reajustar los itinerarios pedagógicos de una ética ecológica, para que puedan ayudar eficazmente a crecer en solidaridad, responsabilidad y cuidado basados en la compasión».

Inclusión parte integral del mensaje cristiano

En cuanto al método, la educación es un movimiento inclusivo, dirigido hacia todos los excluidos: los de la pobreza, los vulnerables a causa de las guerras y por las dificultades familiares y existenciales. Y se concreta en las acciones educativas a favor de los refugiados, de las víctimas de la trata de seres humanos, de los migrantes, sin ninguna distinción de sexo, de religión o etnia.