BUENOS AIRES: KICILLOF INAUGURÓ EL 148º PERÍODO DE SESIONES ORDINARIAS

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, dio inicio a un nuevo período de sesiones ordinarias en la Legislatura provincial, el primero de su mandato, ante la Asamblea conformada por las y los legisladores bonaerenses.

El mandatario estuvo secundado por el presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermín y la vicegobernadora, Verónica Magario y durante casi dos horas realizó un repaso por la situación que encontró en algunas áreas del Estado provincial, rindió cuentas de su actuación en los casi tres meses de gobierno y trazó las ideas rectoras de lo que será su mandato.

En un recinto colmado, el discurso fue seguido atentamente por el ministro del Interior, Wado De Pedro; el Presidente de la Suprema Corte de Justicia Provincial, Eduardo de Lázzari; el intendente de La Plata, Julio Garro; además de ministras y ministros nacionales y provinciales, diputados y diputadas nacionales, intendentes, ex funcionarios y representantes del Poder Judicial, del cuerpo consular, los partidos políticos, organismos de Derechos Humanos y la curia.

“En estos 82 días estamos poniendo en marcha a la provincia de Buenos Aires” aseguró el gobernador, quien calificó esta etapa como “de transición y contrastes. De recuperación y reconstrucción”. En ese marco, celebró el inicio de clases asegurando que “en la Provincia los únicos privilegiados son los niños y las niñas”; y también destacó el récord de visitantes en Mar del Plata: “La temporada turística anduvo bien porque se tomaron medidas desde el gobierno nacional y provincial para revertir la tendencia. Soy absolutamente consciente de que falta muchísimo, pero las decisiones que se toman desde el gobierno y desde la Legislatura tienen resultados si sabemos dónde poner los recursos y a quién queremos favorecer. Así vamos a dar vuelta esta crisis y vamos a poner de pie a la Provincia” prometió.

Con vocación docente, historizó y expuso las diferencias entre los modelos económicos del gobierno anterior y el actual, tanto en La Nación como en la Provincia. “No hay peor cosa para la provincia de Buenos Aires que un gobierno neoliberal. Porque la Provincia, por ser el corazón productivo de la Argentina, es víctima preferencial” sostuvo, brindando números dramáticos respecto de la caída de la actividad económica, la pérdida de puestos de trabajo y la caída de ingresos.

Respecto de la situación crítica en la que halló la Provincia, sostuvo que “Hay hechos estructurales que no se le pueden atribuir al gobierno saliente, pero empeoraron todo” e invitó a la dirigencia a “recuperar lo que se ha perdido y trabajar para revertir esta situación que no se merecen los y las bonaerenses”.

“Acordamos con las empresas que por seis meses no va a haber aumentos y se resolvió revisar integralmente los cuadros tarifarios” dijo respecto de la energía, “pero también queremos ver si se realizaron las inversiones que prometieron y cuáles fueron las ganancias del sector. Las tarifas tienen que ser justas, no se puede beneficiar a un sector a costillas del resto de la sociedad” aseveró.

El gobernador dedicó un extenso párrafo al tema de la deuda, cuya estrategia de negociación sostuvo que está absolutamente coordinada con la nacional. “El problema es que tenemos una deuda impagable en estas condiciones y hay que buscarle una solución que no ponga en cuestión las condiciones de vida de los y las bonaerenses y que no ponga en riesgo el aparato productivo” recalcó, en uno de los tramos más celebrados del discurso.

La educación fue otro de los ejes. “Para nosotros la escuela pública es una absoluta prioridad y los maestros y maestras que perdieron poder adquisitivo en este último tiempo tienen que recuperarlo”. Mientras agradeció a los representantes docentes por su aporte y compromiso para comenzar las clases, destacó la puesta en marcha del Programa Escuelas a la Obra “que lo que va a hacer es conseguir que no haya ninguna escuela en la provincia de Buenos Aires en donde los chicos y los maestros no estén seguros”.

También, en referencia a las acciones puestas en marcha destacó Arriba Pyme, el programa destinado a recuperar el entramado productivo y aseguró: “La Provincia sin sus pequeñas y medianas empresas no hay forma de levantarla. Para ponerla en marcha ya estamos ayudando a las pymes con este programa”.

Finalmente, y en el marco del año del Bicentenario de la provincia, el gobernador recalcó: “Tenemos que recuperar el orgullo de ser bonaerenses. La provincia de Buenos Aires no sólo es viable, sino que es potente y grandiosa. Comenzamos a reparar lo que está roto, a recuperar lo que está perdido, el gobierno ya está en marcha. Queremos que esto funcione para que la provincia durante su segundo centenario vuelva a ser el gran orgullo de los y las bonaerenses”.

FUENTE: Sitio Oficial de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.