EL EX TITULAR DE LA UNIDAD ESPECIAL AMIA DENUNCIÓ AL EX MINISTRO DE JUSTICIA, GERMÁN GARAVANO, DE «ENTORPECIMIENTO» DE LA INVESTIGACIÓN DEL ENCUBRIMIENTO DEL ATENTADO

Frente a la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, el titular de la Unidad Especial, Mario Cimadevilla, dijo que «el único interés de Garavano era que algunos responsables del encubrimiento fueran absueltos»

El presidente de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, senador por Neuquén, Oscar Parrilli (FdT), adelantó que presentará un proyecto parlamentario para crear una comisión que investigue los hechos denunciados por Cimadevilla.

Parrilli  explicó que la comisión tenía como temario de la reunión escuchar la exposición del ex titular de la Unidad Especial AMIA, senador mandato cumplido, Mario Cimadevilla, analizar un proyecto de la senadora por Río Negro, Silvina García Larraburu (FdT) en el que pide la suspensión de la aplicación de la ley de quiebras y ejecuciones de concursos preventivos y otra iniciativa del senador por Córdoba, Ernesto Martínez (Juntos por el Cambio) que reproduce una modificación de la ley 24270 que regula el contacto de hijos menores con padres y familiares no convivientes.

Cimadevilla hizo un racconto de su desempeño como ex titular de la Unidad Especial AMIA desde su llegada al organismo en 2016 hasta su renuncia en 2018. Recordó que a pesar de que su unidad fue creada por decreto para acelerar la investigación del atentado realizado contra la mutual judía de la AMIA en 1994 su tarea fue entorpecida por el ex ministro de Justicia, Germán Garavano, a partir de diferentes resoluciones.

«No había ningún interés en aportar a la investigación del atentado y si un interés muy marcado en que algunos responsables del encubrimiento fueran absueltos», dijo Cimadevilla.

El senador mandato cumplido subrayó que «en los alegatos los abogados puestos por Garavano piden la absolución de tres de los acusados por encubrimiento», los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia y Jorge «Fino» Palacios, ex jefe de la policía Metropolitana.

Cimadevilla recordó que la causa por encubrimiento que se le siguió al entonces Juez Juan José Galeano por el pago de 400 mil dólares a Carlos Teilleldín, pago que calificó de «soborno», también comprometía a los fiscales de la causa, a las autoridades policiales y que llegaba hasta el mismo ex presidente Carlos Menem.

«Cuando preguntamos por qué había interés en pedir la absolución de los imputados nos daban razones de que eran amigos del presidente o amigos del ministro», describió. Resumió su exposición, en la que involucró también al ex presidente del Club Boca Juniors, Daniel Angelici, diciendo: «Tuvimos muchos problemas políticos con esta querella porque el gobierno de Macri demostraba la intención de que creía que las causas podían ser manejadas desde el poder político».

El senador por Formosa y titular del interbloque Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, criticó que el tema hubiera sido incluido en la agenda de la reunión de comisión. Dijo que «las investigaciones de los hechos del pasado corresponden al Poder Judicial. Desde una comisión parlamentaria jamás podemos tener ninguna atribución investigativa». Naidenoff criticó al oficialismo por lo que definió como implementar una «hoja de ruta basada en el revanchismo porque mientras estamos discutiendo declaraciones de un ex senador, pasan cosas gravísimas en la Argentina».

El senador por Formosa y titular de la bancada oficialista del Frente de Todos, señaló que «estamos hablando de política porque 85 argentinos perdieron la vida en un atentado atroz con más de 300 heridos». Resaltó todos los pasos y medidas que se habían llevado adelante para avanzar sobre una causa que «estaba paralizada».

El titular de la Comisión, Oscar Parrilli, adelantó que va a presentar un proyecto parlamentario solicitando la creación de una comisión investigadora de las denuncias que en su momento había realizado Mario Cimadevilla. Entre los motivos que lo impulsan, señaló que «la denuncia en la que Cimadevilla se autodenunció, y a su vez, denunció al ex ministro Garavano no prosperó porque el entonces fiscal Carlos Rívolo no acusó. Y no acusó porque en el año 2004 Rívolo había firmado una nota en la que avalaba el trabajo de los ex fiscales Eamon Mullen y José Carlos Barbaccia. Por lo menos Rívolo debería haberse excusado».

Parrilli comentó que el segundo punto en debate, la iniciativa de la senadora García Larraburu, seguirá debatiéndose en la comisión. La senadora por Tucumán Elías de Pérez (Juntos por el Cambio) pidió que se incorpore al debate de ese proyecto un proyecto similar al que estaba en la agenda de hoy.

Sobre el segundo proyecto en debate, el del senador por Córdoba, Ernesto Martínez (Juntos por el Cambio), Parrilli reclamó la opinión de la Defensora del Niño, Marisa Graham, nombrada recientemente por concurso público convalidado por el Congreso de la Nación. La senadora por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Guadalupe Tagliaferri (PRO) pidió que a ese proyecto se sumen otras iniciativas impulsadas por su bancada.